Josemaría Escrivá Obras
927

Orad los unos por los otros. —¿Que aquél flaquea?... —¿Que el otro?...

     Seguid orando, sin perder la paz. —¿Que se van? ¿Que se pierden?... ¡El Señor os tiene contados desde la eternidad!

Anterior Ver capítulo Siguiente