Josemaría Escrivá Obras
943

Que, tratándote, no se pueda exclamar lo que, con bastante razón, gritaba una determinada persona: "Estoy de honrados hasta aquí..." Y se tocaba en lo alto de la cabeza.

Anterior Ver capítulo Siguiente