Josemaría Escrivá Obras
1026

Se había desatado la persecución violenta. Y aquel sacerdote rezaba: Jesús, que cada incendio sacrílego aumente mi incendio de Amor y Reparación.

Anterior Ver capítulo Siguiente