Josemaría Escrivá Obras
1030

Dios mío: ¿cuándo te querré a Ti, por Ti? Aunque, bien mirado, Señor, desear el premio perdurable es desearte a Ti, que Te das como recompensa.

Anterior Ver capítulo Siguiente