Josemaría Escrivá Obras
150

Que sepas, a diario y con generosidad, fastidiarte alegre y discretamente para servir y para hacer agradable la vida a los demás.

    —Este modo de proceder es verdadera caridad de Jesucristo.

Anterior Ver capítulo Siguiente