Josemaría Escrivá Obras
206

Dolido de tanta caída, de aquí en adelante —con la ayuda de Dios— estaré siempre en la Cruz.

Anterior Ver capítulo Siguiente