Josemaría Escrivá Obras
750

No te digo que me quites los afectos, Señor, porque con ellos puedo servirte, sino que los acrisoles.

Anterior Ver capítulo Siguiente