Josemaría Escrivá Obras
786

Para ser apóstol, tienes que llevar en ti —como enseña San Pablo— a Cristo crucificado.

Anterior Ver capítulo Siguiente