Josemaría Escrivá Obras
836

Los objetos empleados en el culto divino deberán ser artísticos, teniendo en cuenta que no es el culto para el arte, sino el arte para el culto.

Anterior Ver capítulo Siguiente