Josemaría Escrivá Obras
862

Ha de quedar claramente grabado en tu alma que Dios no te necesita. —Su llamada es una misericordia amorosísima de su Corazón.

Anterior Ver capítulo Siguiente