Josemaría Escrivá Obras
863

Trata con afecto, con cariño —¡con caridad cristiana!— al que yerra, pero sin admitir componendas en lo que vaya contra nuestra santa Fe.

Anterior Ver capítulo Siguiente