Josemaría Escrivá Obras
905

El privilegio de contarnos entre los hijos de Dios, felicidad suma, es siempre inmerecido.

Anterior Ver capítulo Siguiente