Josemaría Escrivá Obras
989

El Señor vence siempre. —Si eres instrumento suyo, también tú vencerás, porque lucharás los combates de Dios.

Anterior Ver capítulo Siguiente