Josemaría Escrivá Obras
439

No niego que seas listo. Pero, el desordenado apasionamiento te lleva a obrar como tonto.

Anterior Ver capítulo Siguiente