Josemaría Escrivá Obras
442

El diamante se pule con el diamante..., y las almas, con las almas.

Anterior Ver capítulo Siguiente