Josemaría Escrivá Obras
792

No te falta el trato agradable de conversador inteligente... Pero también eres muy apático. —“Si no me buscan...”, te excusas.

—Si no cambias —puntualizo— y no vas al encuentro de quienes te esperan, nunca podrás ser un apóstol eficaz.

Anterior Ver capítulo Siguiente