Josemaría Escrivá Obras
935

¡Qué pena comprobar cómo marchan unidos, por distintas pasiones —pero unidos contra los cristianos, hijos de Dios—, los que odian al Señor y algunos que afirman que están a su servicio!

Anterior Ver capítulo Siguiente