Josemaría Escrivá Obras
966

No cabe facilitar la conversión de un alma, a costa de hacer posible la perversión de otras muchas.

Anterior Ver capítulo Siguiente